Tonycaschweppes

Sobre mi

Tonycaschweppes

shurperro

Os voy a contar algo sobre mi. Mi nombre es Tony, Tonycaschweppes es mi game tag, además del nombre de esta web.

Al principio pensé en utilizar este blog como rincón personal, pero he decidido orientarlo exclusivamente al mundo de los videojuegos.

En concreto, me gusta descubrir juegos indies, pero probablemente escriba sobre lo que me apetezca. Espero que este sea el comienzo de una fructífera relación.

Siempre aprovecho cualquier oportunidad para conocer gente nueva con la que jugar, así que os dejo mis perfiles por si queréis echar alguna partida conmigo.

Steam: https://steamcommunity.com/id/Tonycaschweppes

Uplay: https://club.ubisoft.com/es-ES/profile/Tonycaschweppes

Origin: https://www.origin.com/esp/es-es/profile/CBGTony

Cuáles son mis credenciales

Hoy en día parece que para ser alguien tienen que hablar bien de ti. No va a ser el caso, pero al menos os voy a contar cual es mi historia y mi relación con los videojuegos.

Principios Nintenderos

Mi primera consola fue la Nintendo 64 con el Super Mario 64 en el año 98. No puedo decir que de pequeño me faltase de nada, pero mi colección de juegos de la consola fue bastante limitado. En su momento me perdí grandes títulos como Zelda, Donkey kong o Banjoo Kazoide. Juegos a los que nunca he jugado, en ninguna consola. Tal vez, hoy en día no tengo excusa para no jugar a esos títulos, o si, más adelante podréis juzgarme.

super mario nintento 64

Después de la Nintendo 64 llegaron las Game boy pocket y la Game boy color… y Pokemon. Si, puedo decir con orgullo que yo pertenecí a la generación Pokemon. Y de hecho son los únicos juegos que tenía para las portátiles de Nintendo, ni Mario, ni Link ni leches.

Por el camino también quedaron las maquinas multijuegos con viejos clásicos (tetris, pacman, asteroids, bomberman, etcétera).

Expansión Sonyer

Un par de años, o tres, después, en el 2001, llegó a mi casa la PS One junto con la versión Platinum de Final Fantasy IX y Harry Potter. También llegaría, casi de forma instantánea, la piratería. Piratear la PS One hizo que mi cultura videojueguil se expandiera de manera exponencial. GTA 2, Civilization 2, Crash Team Racing, Gran Turismo, Destruction derby, 007, Tomby, Medievil, Spyro… la lista es infinita.

Curiosamente, de esa época de PS One guardo algunas rarezas y momentos destacables.

En ningún momento llegué a ver o jugar ningún Metal Gear. De hecho, hasta este año no he probado ningún Metal Gear, y la experiencia no ha sido muy buena.

Intenté jugar a otros FF, pero me parecieron basura en comparación el FF IX. De hecho, creo sinceramente que FF IX es el mejor juego de Playstation (la primera generación, se entiende), tanto a nivel técnico como de historia como de BSO, como de jugabilidad.

Me llevé tal susto viendo jugar a un amigo al Resident Evil 2, que desde entonces odio el género.Tony

Tuve mi primera y última experiencia traumática con la saga Resident Evil. Me llevé tal susto viendo jugar a un amigo al Resident Evil 2, que desde entonces odio el género. Tanto en los videojuegos como en el cine.

counter strike

La llegada del ADSL

Después de la PS One que acompañó gran parte de mi adolescencia llegó la PS2. Y prácticamente tal como llegó se fue. Empezaba a gestarse un monstruo diabólico con forma de MMO.

A la par que las consolas llegó mi primer PC allá por el 2006. Antes de eso tuve un spectrum, pero mi padre, carpintero de profesión, no tenía ni repajolera idea de que cojones era aquello y hasta muchos años después no me lo encontré guardado en un armario. Esos años previos también se compaginaban con el ciber. Creo que a todos los chicos de mi generación les pilló tarde lo de las recreativas… pero vivieron el boom de los cibercafés. Half life, Counter Strike, Unreal Tournament, Warcraft 3, Age of Empires 2, Diablo 2, Baldur’s Gate, GTA Vice city… una época dorada, hasta que llegó el primer MMO.

En mi caso fue el Mu Online. Luego llegó el ADSL a casa y los vicios se hacían maratonianos. Luego llegó el Lineage 2 y el fin de cualquier otra actividad. Tras años consumido por el MMORPG conseguí dejarlo y volver a tener vida.

lineage 2

Mi primer trabajo, mi primera consola pagada por mi

Nintendo -> Playstation -> PC. La Xbox 360 llegó a mi vida con una falsa promesa. En el 2011, tras asistir a un evento de videojuegos y ver lo allí expuesto dije: “yo quiero eso del kinect”. Vaya, nadie es perfecto. Es divertido, es original y es un auténtico fracaso.

tras asistir a un evento de videojuegos y ver lo allí expuesto dije: “yo quiero eso del kinectTony

El caso es que no solo elegí la 360 por el kinect, sino porque conceptualmente me parece mucho mejor su planteamiento, aun a día de hoy. Mejor online, mejores servicios… pero esto es España, y es territorio sonier. La comunidad de Xbox en España es como Teruel (que nadie se ofenda, es una broma).

ezio auditore

 

Llegué a comprar bastantes juegos a pesar de que llegaba prácticamente al final de la vida útil de esa generación de consolas. Pero disfruté de juegos que hoy en día creo que me han marcado, y curiosamente ninguno es exclusivo. Assassins Creed o Mass Effect por poner algunos ejemplos.

La master race, the fu**ing god Steam, y el diógenes digital

Al mismo tiempo que dejaba de trabajar había que buscar una alternativa de sacarle rendimiento al poco dinero que tenía, y ahí es donde entra steam, la master race y  la madre que lo parió. Eso, y nuevamente la piratería, aunque no duró mucho.

steam

Siempre he sido un firme detractor de las exclusividades como factor para potenciar las ventas de una determinada tecnología. Por eso creo que el PC es la confluencia ideal de todos los juegos, por precio, por potencia, por compatibilidades, por el online, por todo. Así que básicamente era la evolución lógica.

Cuanto más indagas en steam, más descubres. Packs de juegos, rebajas, y finalmente el diógenes digital. Es el ABC. Una cosa lleva a la otra. Descubres las páginas de bundles, como Humble Bundle, y es la perdición.

Quiero decir, un pack de juegos por 12$ o 15$. Que te interesa solo uno, pues es un precio bastante razonable, y el resto los puedes añadir a tu biblioteca para probar por curiosidad, rentabilizar con cromos, o incluso vender o cambiar por otros juegos que si te interesen. En el peor de los casos es un win-win.

Mi actualidad

A día de hoy sigo teniendo todas las consolas que he tenido desde el principio, salvo la PS One y la Game Boy Color. También tengo una Nintendo 2DS a la que no juego y una PS4 sin juegos (que me venía con el smartphone). A nivel tecnológico reconozco que soy un poco sonier, pero la verdad es que no pienso gastarme un duro en sus juegos mientras siga existiendo Steam, salvo cosas muy puntuales.

vegetta its over 9000

Paso mi tiempo probando mi exagerada biblioteca de juegos debe de rondar ya los 1000 juegos originales entre diferentes plataformas (XBOX 360, Steam, Origin, Uplay, GOG).

Los juegos que me han marcado

La verdad es que me está resultando difícil estructurar esta entrada, y es que 20 años jugando a videojuegos dan para mucho. Hasta ahora he repasado mi historia en este campo un poco por encima, y sin entrar a los juegos que creo que me han marcado. Y creo que es algo relevante, así que voy a meterme con eso.

Super Mario 64

Desde luego, Super Mario 64 fue el mejor primer juego que pude tener. Cuesta creer que con tan poco consiguiese tanto. Quiero decir que es un juego que es del tamaño de la textura de la rueda de un coche de un juego actual. Está tan bien hecho y tiene una jugabilidad tan exquisita que es el mejor plataformas 3D de la historia. Además, por la época, el juego agudizaba tu ingenio para conseguir las estrellas, sin internet, sin guías, sin speedruns, sin nada, búscate la vida. Horas explorando, teorizando, probando… es una pena que eso se haya perdido.

pokemon

Pokemon 1ª generación (Rojo, Azul, Amarillo)

Si tuviese que explicar el éxito de Pokemon, no sabría hacerlo. El caso es que conectabas con esos bichos. Y el juego no tenía una historia tremenda, o un sistema de combates super elaborado… pero tío, hacía que te quedases pegado a la pantalla durante horas. Desde luego aquello fue una genialidad.

Final Fantasy IX

Final fantasy IX llegó a mi vida en el momento exacto para poder entender la profundidad de un juego con historia. Y es que además para ser la consola que era, tenía un aspecto flipante para la época, no recuerdo ningún juego con mejores gráficos. Pero sin duda, los personajes tenían carisma, y una historia contada por personajes con carisma te llena. Y mientras escribo estas líneas en mi mente resuena la BSO y se me pone la piel de gallina.

Crash Team Racing

Crash Team Racing representa mi primera interacción con el juego cooperativo, con la mítica pantalla partida, con tardes enteras de vicio.

Mu Online y Lineage 2

Los MMO y MMORPGs, son muchos y variados los juegos de este tipo que he jugado, pero sin duda me quedo con dos. El primero, el Mu Online. No porque el juego fuese espectacular ni especialmente entretenido, sino por la comunidad en la que empecé a jugar. Allí empezó mi interés por las comunidades online, conocí a gente maravillosa de otras partes del país, y también empecé a desarrollar mi capacidad para escribir, curtida en sus foros. Al final pasaba más tiempo como moderador en su foro que dentro del propio juego.

magic gladiator

Luego llegaría el salto al Lineage 2. Un juego tan profundo que quedé maravillado por cosas tan intrascendentes como caminar de un punto al otro del mapa, cosa que podía llevarte literalmente horas. Eso, y el componente de jugar con tus amigos.

Assassin’s Creed

Con la XBOX 360 llegó mi fanatismo, de la mano de unos tíos encapuchados que defendían el libre albedrío. Con el tiempo aprendí a no caer en su increíble y maravillosa forma de generar humo y comprar sus juegos después de cierto tiempo en el mercado. Pero salvo el Assassin’s Creed Unity, que me pareció realmente flojo, el resto de ellos me ha encantado, con mención especial por la trilogía del 2.

Mass Effect

Y al mismo tiempo que descubría la historia con Assassins Creed, me topaba con la mayor joya de mi corta experiencia videojueguil. Mass effect es mi trilogía favorita… y estuve a punto de no jugarla. Estuve a punto de no jugarla porque después de 20 minutos jugando al primero, su jugabilidad era como intentar conducir un coche con el volante a la izquierda y los pedales a la derecha… y más después de probar la genialidad de Ubisoft. Pero por casualidades de la vida, decidí volver a darle una oportunidad. Y vaya si hice bien.

Para mi, la historia del/la comandante Shepard es lo mejor que ha parido la industria del videojuego en su historia. Por encima de sus defectos, es la cosa más épica que te puedes echar en cara. Tiene una historia tan profunda, unos personajes tan bien elaborados y un universo tan rico que, con respeto de otros fans de conocidas sagas espaciales, deja a la altura del betún al resto. Y la verdad es que me daría para escribir un libro, corto, sobre lo buena que creo que es la saga. A pesar de Mass Effect Andromeda.

ryder

Euro Truck Simulator 2

Por último, para concluir con esta pequeña autobiografía videojueguil personal, está Euro Truck Simulator 2. Después del calibre de los juegos descritos con anterioridad, este juego puede ser sorprendente, pero va ligado a otra de mis pasiones, conducir.

eurotruck simulator 2

Es un auténtico placer jugar a un simulador bien hecho, ya sea de coches, de deportes o de finanzas. Y sin duda, ETS2 es un simulador como la copa de un pino. Es un juego que además de otorgarme una paz y una tranquilidad enorme cuando lo juego, me ha ayudado a ser mejor conductor. Con él experimentas la conducción, las inercias y las distancias de un vehículo pesado. Cada uno se lo tomará como quiera, pero para mi me ha servido para darme cuenta de que con muy poco puedes facilitarle la vida a los camioneros/as y reducir el riesgo en la carretera.

Cada uno tendrá su percepción y su educación vial, pero creo sinceramente que Euro Truck contribuye, en algunos aspectos, a mejorar tu conducción en la vida real.

Share This